Látex

Las almohadas de látex ofrecen una acogida suave a la cabeza y un soporte firme al mismo tiempo, al tratarse de un material muy flexible reacciona a la presión, pero no produce la sensación de hundimiento de otros materiales. Como resultado conseguiremos aliviar los puntos de presión en cuello y cabeza.